El Origen

Joni Mitchell: Fui a una exposición de obras de Van Gogh, tenían la exhibición ordenada de manera cronológica. Ibas viendo su crecimiento a medida que caminabas. Eso fue muy inspirador para mí y comencé a pintar nuevamente. Si esta (edición) tuviera ese propósito sería genial. Me haría muy feliz. El último trabajo es mucho más rico, más profundo  y más inteligente. Y los arreglos son también más interesantes. Musicalmente crezco y crezco como letrista, hay mucho crecimiento allí. Las primeras cosas, no debería ser tan snob en su contra.  A muchas de esas canciones las perdí. Quedaron en el camino. Solo existen en esas grabaciones. Por mucho tiempo me rebelé contra esa definición. “Nunca fui una cantante folk”. Me molestaba que me pusieran esa etiqueta. Creía que no era una buena descripción de lo que yo era.  Y entonces escuché y fue hermoso. Me hizo perdonar esos comienzos. Y me di cuenta…

Cameron Crowe: ¿De qué ?

Joni Mitchell: ¡Oh Dios, que era una cantante folk! (risas)…”

 Así termina una excelente entrevista que hizo Cameron Crowe a Joni Mitchell con motivo de la reciente edición de Archives Vol 1: The early years (1963-1967)

Otra anécdota que surge de esa entrevista y va en la misma línea que la muestra de Van Gogh es que fue Neil Young quien le sugirió que el orden de esta edición de sus primeras grabaciones debía ser cronológico y no temático como ella había pensado originalmente. 

Siempre sus discos tuvieron un fuerte corte conceptual.  En esta edición el concepto es el tiempo. Se pueden seguir sus pasos en la búsqueda de su propia voz, de su propio camino y sonido. De cuando Roberta Joan Anderson comenzó a ser Joni Mitchell y en el inicio fue la música folk y sus raíces.

Los archivos de Joni Mitchell vol 1 se componen de casi 6 horas de grabaciones inéditas. Grabaciones caseras, en vivo y de la radio.

Editados en un Box set de 5 cd´s y también en edición limitada de vinilos: Un set de 3 LPs con una grabación en vivo: Live at Canterbury House (Ann Arbor, Michigan) 1967 y un LP con sus primeras grabaciones: Early Joni 1963. Una audición que hizo a los 19 años para la radio CFQC de su pueblo natal, Saskatoon, Saskatchewan, Canadá.

House of the rising sun

En su primera grabación está la música folk norteamericana y sus raíces. Canciones mayormente tradicionales, melodías que eran en esos tiempos parte del repertorio de artistas como Dave Van Ronk, Johnny Cash, Judy Collins, un joven Bob Dylan o Merle Travis.

Mucho de ese cancionero de American Folk Songs que había investigado Alan Lomax y que estuvo también en la voz contestataria de artistas como Woody Guthrie o Pete Seeger, inspiradores de esta nueva generación que los admiraba y reinterpretaba.

En esa búsqueda identitaria entraban también las raíces irlandesas y escocesas de esa música. (Molly Malone, Nancy Whiskey).

Abriendo Early Joni 1963 hay un clásico de ese repertorio que ya tenía por entonces muchas versiones, House of the rising sun, grabado un año antes de la versión de The Animals, que fue seguramente la más popular y que rápidamente llegó a los primeros puestos de los charts de ventas de esos años.

Lo interesante de este registro temprano es encontrar una Joni Mitchell verdaderamente inédita, fundamentalmente intérprete, de voz soprano, con un timbre por momentos parecido al de Joan Baez, acompañada muchas veces por un ukelele o solamente con su guitarra.

Night in the city

El registro en Michigan (1967), en cambio, muestra ya a una Joni Mitchell más personal , que empieza a tocar en cafés y venues pequeños – que siempre los prefirió a las grandes salas-, ya instalada en USA, con mucho de un repertorio propio que empieza a mostrar, acompañada con su guitarra acústica experimentando fuera de la afinación tradicional y que va a ser la base del material de su primer disco y más, empieza a delinear una obra que va a abarcar ese ciclo de sonoridad netamente acústica que incluye en solo cuatro años estos brillantes discos:

Song to a seagull (1968), Clouds (1969), Ladies of the Canyon (1970) y que va a culminar en la obra maestra: Blue (1971). Una encuesta de la revista Rolling Stone sobre los 500 mejores álbumes de la historia lo ubicó en el puesto número 3.

Las canciones que adelanta, algunas todavía no en su forma definitiva, son: I Had a King, Michael from Mountains, Night in the City, Cactus Tree,  Chelsea Morning, I think I Understand,  I don´t know where I stand, Songs to Aging Children Come, Both Sides Now (la primera de sus canciones que llega a ser muy popular en una versión de Judy Collins), Conversation, The Circle Game, Marcie y Little Green que respectivamente fueron luego parte de esos importantes álbumes.

En Live at Canterbury House la voz de Joni Mitchell suena más profunda, más grave en todos los sentidos.  Aún para quien no entienda el idioma, se puede sentir una musicalidad profunda en su decir. Hay un peso y una densidad donde se percibe un arte distinto y personal en la manera de hacer canciones, de contar. Maduro, original, increíblemente íntimo y por momentos oscuro y doloroso.

Little Green

Una interpretación que se destaca de esta grabación en vivo es Little Green. Esta hermosa canción cuya versión original es parte del disco Blue y tiene su historia detrás.

Es la canción que escribió a su hija, que dio en adopción a poco de nacer cuando ella tenía 21 años. Toda esa historia que se hizo pública muchos años después (1997), con quien se pudo rencontrar y establecer una relación y que quizás fue su secreto más grande por mucho tiempo,  dieron una lectura distinta a la canción que ya de por sí era una muy bella canción. 

En esta versión en vivo que es algo distinta melódicamente de la que finalmente quedó en Blue, se siente una profunda pena en el sentido que le da a cada palabra de la historia y es desolador cuando uno revisita la letra. “… Nacida con la luna en Cáncer, elíjanle un nombre al que responda, llámenla green  y los inviernos no la apagarán...” . Un novio que se va a California, ella firmando los papeles de la adopción, la mentira a sus padres,  lo lamenta pero no se avergüenza…

Entre la casi adolescente que hacía American folk songs y esta cantautora habían pasado cuatro intensos años, una vida. Su carrera ya comenzaba y se haría lugar sin dudas como una de las artistas más importantes del siglo XX.

Los tres vinilos de Live at Canterbury House 1967 se completan con temas de que no fueron parte de sus discos oficiales, pero que ella interpretaba en vivo,  incluso disponibles algunos en ediciones bootleg: Come to the sunshine, The Gift of the Magi, Play Little David, Free Darling, Ballerina Valerie , Go tell the Drummer Band, A Melody in Your Name, Carnival in Kenora, Dr Junk y un tema tradicional escocés The Dowy Dens of Yarrow (que solía hacer el dúo The Corries entre otros)

Both Sides Now

La tapa del vinilo de Early Joni es un autorretrato. Su vínculo con la pintura es tan estrecho como el que tiene con la música. Varios de sus discos tienen pinturas de ella en sus portadas o en su arte interno. Hizo exposiciones de su obra pictórica también. Siempre explicó que las afinaciones abiertas de la guitarra para sus canciones (usó al menos 50 afinaciones distintas) se debían más a una búsqueda cromática de paisajes sonoros adecuados para sus historias que a una intención estrictamente erudita en términos musicales.

Ese camino artístico personalísimo que tan bien retratan estos archivos Vol 1 va a tomar senderos variados con el tiempo. Habrá discos que al igual que Blue entrarán en los sumarios que cuentan los mejores discos de la historia como Court and Spark (1974), Don Juan´ s Reckless Daughter (1977) o el magistral Hejira (1976) entre otros. Su acercamiento al Jazz en el disco que hizo con Charles Mingus (1979), luego el clásico grabado en vivo Shadows and Light (1980) con Pat Metheny, Lyle Mays y Michael Brecker. Su vuelta al sonido acústico en los 90 con Night Ride Home (1991). Su amistad con David Crosby, Stephen Stills, Herbie Hancock, James Taylor, Jaco Pastorious y Wayne Shorter, permanentes presencias en varios de sus discos a lo largo de su historia.

Ya recuperada del aneurisma que tuvo en 2015, Joni Mitchell participó activamente de la curación de este archivo Vol 1 que promete tener continuidad. Para quienes ya la conocen, es un complemento excelente de una parte fundamental de su obra: el origen. Y para los que no la conocen es una magnífica oportunidad de entrar por el comienzo al mundo de una de las grandes voces de la canción. Una artista universal, en todo el sentido de esa definición.

 

*Diego Zapico es fundador de Acqua Records y presidente de CAPIF.

Últimas notas de "Música"

Cinco discos imprescindibles para celebrar el Día Internacional del Jazz

Música

Por: Zivals - 30/04/2019

“El jazz no es solo música; es una forma de vida, una forma de ser, una forma de pensar”, arriesgó, certera, Nina Simone. Hoy se celebra el Día Internacional del Jazz, en homenaje a la historia de esa música que tanto esfuerzo hizo en pos de la dignidad humana, la democracia y los derechos civiles..