El Premio Nobel de literatura de este año fue para la francesa Annie Ernaux, según la decisión anunciada por la Academia Sueca que dio a conocer su fallo desde Estocolmo. Elegida por "el coraje y la agudeza clínica con la que descubre las raíces, los extrañamientos y las restricciones colectivas de la memoria personal", Annie nos sumerge en una prosa íntima donde la feminidad, la maternidad, el matrimonio, la juventud y la enfermedad se muestran de una forma tan cruda como lúcida.
 
"Lo considero un gran honor y al mismo tiempo una gran responsabilidad" tras la noticia, la escritora brindó unas breves declaraciones a la televisión. Annie Ernaux nació en 1940 en Normandía, Francia y su trabajo recorre una vida marcada por fuertes disparidades en cuanto a género y clase. "Escribir es un acto político, que nos abre los ojos a la desigualdad social", para ello utiliza el lenguaje como cuchillo, como ella lo llama: "y así poder desgarrar los velos de la imaginación".
 
 
 

Últimas notas de "Libros"