LA RAIZ DE TODOS LOS MALES

COMO EL PODER MONTO UN SISTEMA PARA LA CORRUPCION Y LA IMPUNIDAD EN LA ARGENTINA

Alconada Mon Hugo

DETALLES

COMPARTIR

DETALLES

COMPARTIR

“Poder es impunidad”, se sinceró Alfredo Yabrán a fines de los años 90.
Tenía razón. El sistema argentino está montado para la corrupción y la impunidad. Los fiscales no
investigan, los jueces no juzgan, los organismos de control no controlan, los sindicalistas no
representan a sus trabajadores y los periodistas no informan. Porque así se ha ido forjando el
sistema, que demuestra que los beneficios de delinquir son mayores que los costos y que se premia
a los que se adaptan y se castiga a los que intentan rebelarse.
Hugo Alconada Mon, destacado periodista por la calidad y profundidad de sus investigaciones,
cuenta cómo funciona ese sistema putrefacto, con nombres, fechas y datos precisos: desde cómo se
financia una campaña hasta cómo se coimea en la Argentina. Y muestra el modo en que se carteliza
la obra pública, se compra el silencio de los medios de comunicación y cómo se lava dinero en el
país… hasta con milanesas a la napolitana.
¿Por qué habrían de querer cambiar el sistema aquellos que acumulan poder espurio y fortunas
ilícitas, y quedan impunes, sean políticos, empresarios, jueces, periodistas, banqueros o
sindicalistas?, se pregunta Alconada Mon.
A principios de agosto, con el testimonio del chofer del ex Ministerio de Planificación Federal, ese
mecanismo quedó al desnudo, con funcionarios y empresarios que pactaron coimas, aportes de
campaña y negocios con el Estado por miles de millones de dólares. Como sucedió con el Mani
Pulite italiano y el Lava Jato brasileño, la Argentina afronta ahora una oportunidad histórica para
terminar con el sistema de corrupción e impunidad que nos azota, la raíz de todos los males